Disfruta de tu piscina desde mayo hasta octubre con captadores solares desde 1.267€

piscina_solar_SQbanner

Normalmente, el uso de una piscina al aire libre queda reducido a dos o tres meses porque fuera de la temporada estival el agua resulta demasiado fría, incluso puede agravarse esta circunstancia por una mala ubicación de la piscina en una zona de sombra. Sin embargo, este sistema de paneles solares permite un calentamiento ideal de la piscina, ya que el proceso requiere templar grandes volúmenes de agua pero sin que las temperaturas alcanzadas sean demasiado altas.

La climatización de las piscinas requiere un muy alto consumo energético, y por ello no está permitido en algunos países como España, donde la vigente normativa RITE prohibe el uso de energías no renovables para la climatización de piscina tanto exterior como interior.

Al contrario que con otros sistemas de calentamiento  se puede prescindir de la manta térmica por ser un panel  que recupera rápido las calorías perdidas, al ser el que admite mayor caudal por metro cuadrado, el  acumulador será la propia piscina, una vez calentada, el sistema solar repondrá automáticamente las pérdidas de temperatura.

El sistema consiste en   hacer circular el agua de la piscina   a través de los paneles, transmitiendo  al agua el calor absorbido por los mismos, dependiendo de varios factores, por regla general se instalan paneles para aumentar entre 6 y 12 grados, los paneles se pueden instalar en cualquier zona soleada, generalmente en el tejado de la vivienda , pero puede ser una valla, pérgola, porche, pared o suelo, o una estructura.

Este sistema se intercala en el circuito de filtrado y trabaja directamente con el agua de la piscina, que pasa por su interior y se calienta gracias a la energía solar. Se trata, por lo tanto, de una solución económica y fácil de instalar. Una manera de mantener templada el agua de las piscinas gracias a la energía solar; energía limpia, gratuíta e inagotable.

Es frecuente que por razones de espacio se ejecute la piscina donde quepa, no donde pueda recibir la mayor cantidad de horas de sol, estás piscinas suelen contar con una temperatura de agua notablemente inferior a aquellas con mayor exposición al sol, en estos casos el incremento de temperatura nos proporciona una calidad de baño desconocida para sus propietarios.

Muchas veces nos cuestionamos la inversión en una piscina por la relación entre el coste y las horas de disfrute, si añadimos la climatización por captadores solares, sin duda la ecuación se equilibra perfectamente, desde solo 1.267,00€ (IVA e instalación no incluido) puedes disfrutar desde mayo de tu piscina y seguir disfrutándola hasta octubre…al sol y a la sombra.

 

Si quereis información detallada de la composición del kit, podéis encontrarla en nuestra tienda online.

Be Sociable, Share!